Imprimir
Visto: 5356

Como ya sabéis, las sociedades civiles cambian su forma de tributar a partir de 1 de enero de 2016. Hasta ahora, es decir, en los periodos impositivos iniciados en el año 2015, las sociedades civiles, tanto si tienen personalidad jurídica como si no, están en régimen de atribución de rentas.

Ahora bien, para los periodos impositivos iniciados a partir de 1 de enero de 2016, aquellas que tengan personalidad jurídica y, además, su objeto sea mercantil, pasan a tributar por el Impuesto sobre Sociedades (IS) y, por tanto, dejan de tributar en atribución de rentas.

Las entidades en régimen de atribución de rentas que desarrollen actividades económicas deben llevar unos únicos libros obligatorios correspondientes a la actividad realizada, sin perjuicio de la atribución de rendimientos que se realice a sus socios, herederos, comuneros o partícipes.

Los que lleven la contabilidad de acuerdo al Código de Comercio, no estarán obligados a llevar los libros registro del IRPF, pero sí los libros registro a efectos del IVA.