Imprimir
Visto: 5182

El gobierno prepara medidas para que las pymes que trabajen con las administraciones públicas y tengan menos de cinco trabajadores, y las que facturen menos de un millón de euros, no se vean obligadas a pagar el IVA hasta que no hayan cobrado las facturas.

Son muchas las pequeñas empresas y autónomos que se han visto obligadas a cerrar sus negocios por problemas de liquidez, en gran medida provocados por la propia administración que no paga sus facturas a tiempo. Pues bien, el gobierno esta trabajando en ello, y pretende en unos meses aprobar una norma que cambie este escenario. La futura Ley de Emprendedores parece ser el marco en el que se va a desarrollar.

¿Quienes se verán beneficiados de la medida?

Primero. La PYMES y autónomos con menos de cinco trabajadores y con contrato con la administración pública no tendrán que pagar el IVA hasta que no lo hayan cobrado. Regirá, por tanto, el principio de caja.

Segundo. Las PYMES y autónomos con una facturación anual inferior a 1.000.000€, igualmente, no estarán obligadas a pagar el IVA devengado hasta que esas facturas no se hayan cobrado.