Imprimir
Visto: 6564

Desde mañana será obligatorio declarar las cuentas, valores o bienes que los contribuyentes tengan en el extranjero.

Por imperativo de la nueva Ley Antifraude, todos los contribuyentes que tengan bienes, cuentas o valores en el extranjero, tendrán desde el 1 de febrero hasta el 30 de abril para declararlo ante la Agencia Tributaria. Para los ejercicios posteriores la fecha límite será el 31 de marzo.

¿Qué coste tiene?

No tendrá ningún coste. La obligación es sólo de identificar estos bienes. Eso si, en caso que no se declaren se contemplan sanciones de hasta el 150% del valor del bien no declarado, y ese bien se imputara como una ganancia patrimonial en el IRPF, tributando, por tanto, al tipo marginal, que puede llegar al 52%.

¿Existe prescripción?

No se considerara la prescripción, por lo que da igual la fecha de adquisición del bien o de apertura de la cuenta. El fraude fiscal se imputara al último periodo impositivo que no haya prescrito.

¿Qué declaración se debe presentar?

Los obligados deberán presentar, por medios telemáticos, el modelo 720 de 'Declaración informativa sobre bienes y derechos en el extranjero.

¿Qué bienes, cuentas y valores se deben declarar?

Deberán ser declarados todas las cuentas situadas en entidades financieras, como todo tipo de bienes inmuebles y derechos sobre inmuebles, así como valores, derechos, seguros y rentas depositadas, gestionadas u obtenidas en el extranjero, con los límites establecidos en la normativa.